martes, 28 de mayo de 2013

La selección mexicana.

La selección mexicana.



Para Aris.




Horacio Llamas con los Soles de Phoenix.
Se trata del primer mexicano en jugar en la NBA.



La llegada de Horacio Llamas a la NBA en 1996 con los Soles de Phoenix supuso más una estrategia mediática que una experiencia profesional provechosa. En el año 2000, Eduardo Nájera, el segundo mexicano en incursionar en la liga más poderosa del planeta, se mantuvo doce años, y fungió como inspiración para muchos niños y jóvenes —entre los que me cuento—, a pesar de ser un jugador de categoría mediana —no por sus facultades, sino por el papel que desempeñó en sus equipos, después de haber sido notable como universitario. Recientemente otro mexicano, Gustavo Ayón, llegó a la NBA, por medio de la liga española. Sin embargo, su actividad ha sido limitada.




Eduardo Nájera con los Mavericks de Dallas.



Así, estos basquetbolistas han tenido difusión en tanto individuos. Sin embargo, sus participaciones con el equipo nacional han sido esporádicas —salvo quizá el caso de Llamas por su residencia en México.




Gustavo Ayón con los Hornets de Nueva Orleans.



El basquetbol mexicano masculino experimentó un resurgimiento, a raíz de que la selección obtuviera una medalla panamericana en Guadalajara 2012, después de veinte años, sin la participación de Ayón, su hombre más destacado en la actualidad, por no cubrir el monto del seguro que la NBA exige a las federaciones para permitir que sus miembros jueguen con su representación nacional.




Lorenzo Mata, jugador estadounidense de origen mexicano.
Juegos Panamericanos de Guadalajara 2012.



Paradójicamente, gran parte del equipo estaba conformado por jugadores estadounidenses de origen mexicano, desarrollados por una estructura baloncestística ajena a la nacional, tal como la figura más carismática del plantel: el californiano Lorenzo Mata, quien jugó por la Universidad de California en Los Ángeles, cuyas siglas en inglés son UCLA —la misma de donde salió el legendario Kareem Abdul-Jabbar, en aquel entonces llamado Lew Alcindor, rumbo a la NBA.




Eduardo Nájera con la Selección Nacional.



Con anterioridad surgió, a finales de la década de los noventas y principios de los dos miles, una esperanzadora camada que nutrió a la selección juvenil que obtuvo el cuarto lugar en los Juegos Mundiales Universitarios en Eslovaquia; sin embargo la corrupción y las pugnas entre los dirigentes malograron este proceso. Junto a mi familia tuve la oportunidad de ver jugar a este conjunto en el Gimnasio Juan de la Barrera, e incluso atesoro una chamarra con autógrafos de varios de sus integrantes.




Enrique Zúñiga.



Si bien Eduardo Nájera, Víctor Ávila, Alonso Izaguirre, Enrique Zúñiga —mi jugador predilecto de esta generación, por encima del propio Nájera... tuvieron algunos momentos destacados en sus carreras, no lograron trascender con la selección mayor a nivel internacional.




El domingo, 18 de agosto de 2002, 
en el Palacio de los Deportes,
México derrotó a Argentina después de once años.
Nájera anotó 22 puntos y obtuvo 10 rebotes.



Lo más destacado del representativo nacional en el último lapso, previo a la plata panamericana de 2012, fue la obtención del subcampeonato en el CentroBasket de 1999 realizado en Toluca, así como una victoria contra la Argentina de Ginóbili en el Palacio de los Deportes en 2002 por 81 a 70, con actuación sobresaliente de Nájera.




Óscar 
“Diablo” Castellanos.



Mi recuerdo más antiguo respecto de un logro del basquetbol profesional de mi país data de los Juegos Panamericanos de La Habana en 1991, donde México perdió la final con Puerto Rico por 65 a 77. Curiosamente, Televisa, el monopolio que ha apoyado tan descaradamente al fútbol en detrimento de otros deportes —incluido el baloncesto—, transmitió aquella justa continental, del mismo modo en que lo hizo con la de Guadalajara.





Enrique “Palmita” González.



De esta competencia participó la última generación exitosa formada en el país. En aquel equipo, dirigido por Arturo “Mano Santa” Guerrero, que había ganado la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1990, destacaban jugadores como Óscar “El Diablo” Castellanos, Enrique “Palmita” González, Antonio “Toñito” Reyes, Arturo “El Nazi” Sánchez y Octavio “Tavo” Robles, encabezados en la duela por el veterano, José Luis “Satanás” Arroyos.




Arturo “Mano Santa” Guerrero
como entrenador de la Selección Nacional.
 



Dicho conjunto también se quedó a tres puntos de buscar un lugar para asistir a los Juegos Olímpicos de Barcelona cuando cayó en la primera ronda contra Venezuela en el Torneo de las Américas celebrado en Portland, Estados Unidos, en 1992, donde el mundo vio por primera vez al llamado Dream Team, “Equipo de ensueño” que contaba con jugadores estelares de la NBA.




Selección olímpica mexicana que obtuvo la medalla
de bronce en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936.



A pesar de ser el mejor representativo que se conformó en los últimos veinte años, está muy lejano de aquellos que consiguieran la medalla de bronce olímpica en Berlín 1936, el cuarto lugar en Londres 1948 y el quinto en México 1968, liderados por Manuel Raga y Arturo Guerrero que mantuvieron a la selección durante parte de los sesentas y setentas entre los diez mejores equipos del mundo —octavo lugar en el mundial de Uruguay 1967 y noveno en Puerto Rico 1974. 




Quinteta titular en los Juegos Olímpicos de México 1968.
De izquierda a derecha: 
Ricardo Pontvianne, Arturo Guerrero,
Manuel Raga
, Antonio Ayala y Carlos Quintanar.

1 comentario:

  1. el juego entre Mexico y Argentina en el palacio de los deportes fue sabado 17 de agosto del 2002 no domingo 18 amigo, saludos.

    ResponderEliminar